Inicio Deporte Nacional Futbol ¿Llegó la hora de relegar a Suárez al banco de suplentes?

¿Llegó la hora de relegar a Suárez al banco de suplentes?

1
0

Luis Suárez es el mejor jugador uruguayo de las últimas cinco décadas, pero a dos meses de cumplir 36 años su declive físico rompe los ojos y el jueves ante Corea del Sur quedó en evidencia.

En el estadio Education City de Doha, donde Uruguay debutó ante la selección asiática en el Grupo H del Qatar-2022, al Pistolero se lo vio lejos del balón -por momentos estaba a 20 metros de donde se desarrollaba la jugada- y lento de reacción y a la hora de para presionar la salida de los surcoreanos.

Pero lo más preocupante es que su aporte ofensivo fue nulo, tanto es así que no efectuó ningún remate al arco del portero Kim Seung-gyu.

“Es como si Uruguay estuviera jugando con un hombre menos en la cancha”, graficó el diario sensacionalista británico Daily Mirror, quizás todavía herido por el doblete (2-1) que el Pistolero le marcó a Inglaterra en Sao Paulo hace ocho años y que la mandó de vuelta a casa en la fase de grupos del Mundial de Brasil-2014.

Tanto fue así que el entrenador Diego Alonso lo reemplazó a los 64 minutos por su compadre en el ataque Celeste en la última década, Edinson Cavani, también de 35 años.

El Matador se mostró más vivaz y participativo que Suárez y su ingreso coincidió con el momento en el que Rodrigo Bentancur y Fede Valverde consiguieron quitarse de encima la presión rival y Uruguay pasó a dominar el juego, sin ser algo arrollador ni nada que se la parezca.

En el segundo tiempo “nos pudimos ajustar, fuimos más protagonistas”, reconoció Alonso y esto en parte fue gracias al ingreso del actual delantero del Valencia español, la variante más acertada de tres que realizó el entrenador de 47 años, debutante en mundiales.

– Fierro caliente –

De cara a lo que viene para la Celeste en el Grupo H, Portugal el lunes y Ghana el 2 de diciembre, y con la necesidad de ganar mínimo cuatro puntos si no quiere volverse a casa tras la primera ronda, Alonso deberá meter mano en el equipo.

Y es que, ante Corea del Sur, la Celeste se mostró poco agresiva en ofensiva, salvo cuando Darwin Núñez se decidió a encarar a su marcador. El delantero del Liverpool, de 23 años, resultó imparable para la defensa asiática cada vez que la encaró con su potencia y velocidad.

Ahora el Tornado Alonso debe decidir si mantiene a Suárez en la oncena titular o lo reemplaza por Cavani.

También podría mover a Darwin Núñez a la posición de centrodelantero y le da ingreso a Nicolás de la Cruz o a Giorgian De Arrascaeta para ocupar la banda izquierda del ataque charrúa.

No la tiene fácil el entrenador.

Dejar en el banco de suplentes al máximo goleador histórico de la Celeste, con 68 goles anotados en 135 partidos disputados, es una apuesta arriesgada. 

Aunque con Suárez nunca se sabe. Más de una vez lo dieron por muerto y el Pistolero se encargó de callar a sus críticos.

Artículo anteriorLewandowski sigue siendo el prioritario para tirar penales para Polonia
Artículo siguiente“Memo” Ochoa quiere ganarle a Argentina y dejar a Messi fuera del Mundial