Inicio Deporte Nacional Futbol Furor comercial con el “¿Qué mirás, b…?” de Messi en el Mundial

Furor comercial con el “¿Qué mirás, b…?” de Messi en el Mundial

3
0

El orgullo de los hinchas argentinos por ver al fin a Lionel Messi en modo de líder carismático desató furor comercial por venta de productos con una frase pendenciera suya tras vencer a Países Bajos (4-3 en penales) en cuartos de final del Mundial de Qatar 2022.

“¿Qué mirás, bobo? Andá payá”, le disparó al capitán albiceleste a Wout Weghorst, autor de los goles para el empate (2-2) en los tiempos reglamentario y suplementario, en definición para el infarto.

El neerlandés se le acercaba, no se sabe bien para qué, y Messi era entrevistado en la TV para millones de aficionados de todo el mundo. Estaba muy enfadado aún por las rencillas entre jugadores, las provocaciones y su encono por lo que interpretó como falta de respeto del DT Louis Van Gaal.

Comerciantes en internet, más rápidos que delantero enfilando hacia el arco, no perdieron ni un minuto. Lanzaron al mercado remeras, tazas de café, banderines y cualquier artículo que se les pudiese ocurrir, con las palabritas del ídolo.

Las tazas empezaron a ser ofrecidas desde 1.600 pesos (unos 9 dólares), remeras a 2.900 pesos (16 dólares) y gorritas por 3.900 (22 dólares). Un tuit de varios segundos con el video del momento de la frase fue compartido 10,5 millones de veces el lunes.

Un bombazo digno de uno de sus goles al ángulo.

La frase, fuera de Argentina, merece por lo menos una explicación. Aquel “¿Qué mirás, bobo?” es sumamente moderado para el lunfardo (jerga) común. Lo que se usa es: ¿Qué mirás, pelotudo (estúpido)?”.

Pero la segunda parte de la frase debe haber despertado el interés de lingüistas y filólogos. Está completamente en desuso. Es una antigua expresión popular de bisabuelos y bisabuelas.

Lo que se usa ahora es: “¡Rajá de acá!”, mucho más guaranga y que significa “¡Andate!” (vete).

Pero fue motivo de risa y celebración entre los hinchas. Ya no existe aquel muchacho calladito, de hablar tímido y cuidadoso. Enseguida surgió la comparación: “¡Por fin se volvió Maradoneano! en el lenguaje” (emblemático), dijeron en masa los hinchas en redes sociales.

Messi está en “su etapa más ‘maradoneana’, con pocas pulgas, firme para declarar ante los micrófonos y dueño del equipo dentro de la cancha”, señaló el portal Rosario3, de la ciudad natal del capitán.

En la memoria colectiva, están imborrables las formas escatológicas o ingeniosas que el fallecido Maradona usaba contra personajes del poder, sea un presidente de la FIFA, de Estados Unidos o un Sumo Pontífice.

Artículo anteriorEl entrenador de Marruecos llega invicto a la semifinal del Mundial
Artículo siguienteLuis Enrique ex DT de España: “Veo los semifinalistas y no veo ninguno mejor que España”