Inicio Deporte Nacional Futbol 15 años como futbolista y ¡ningún partido completo!

15 años como futbolista y ¡ningún partido completo!

2
0

Carlos Henrique ‘Kaiser’ Raposo. El nombre de un jugador que fingió ser profesional por más de 20 años, llegando a compartir equipo con jugadores como Bebeto y Zico. En esas dos décadas, no jugó ni un solo partido completo de manera oficial.

El ‘jugador’ estafó a más de 10 clubes entre las décadas de los 80′ y 90′, vivió como una estrella del deporte, y ni si quiera pateó una pelota. Al menos en sus inicios en divisiones menores, si jugó normalmente en el Botafogo.

Allí entrenó hasta sus 23 y pudo firmar su primer contrato profesional. ¿Cómo pudo firmar un contrato a sus 23 años, si no tenía el nivel para hacerlo? Se hizo amigo de una de las estrellas del plantel.

Mauricio De Oliveira Anastácio, figura del club de esa época, fue quien convenció a los dirigentes y cuerpo técnico de sumar al ‘Kaiser’. Según se comenta, Mauricio le inventó un perfil deportivo falso, que incluso tuvo un supuesto paso por el fútbol argentino.

El Kaiser jugó un puñado de minutos, y pasó al Flamengo un año después. También ‘apadrinado’ por Renato Gaúcho, jugador clave en el ‘Fla’ de ese momento.

“Tengo facilidad en hacer amistades. A muchos periodistas de mi época les caía bien, porque nunca traté mal a nadie”, reconoció el ‘exdeportista’, tras su retiro, a Globo Esporte.

Una vez finalizado su contrato, Raposo empezó a buscar un nuevo club en el cual ‘jugar’. El Kaiser era considerado como el ‘alma de la fiesta’ en la vida nocturna de Brasil, y eso le permitió tener contactos en México, Estados Unidos, y Europa.

Según algunos datos de la FIFA, Raposo estuvo en once clubes, incluyendo una aventura en Arabia Saudita. Un futbolista con ese ‘curriculum’ podría haber jugado más de 300 partidos oficiales, pero en los registros solamente están 14 ingresos como jugador de campo, y por algunos escasos minutos.

Obviamente, en aquellos años no existía internet, y la corroboración de datos era casi inexistente. Más para un jugador que se paseaba de país en país ‘derrochando su magia’.

En su ‘venta de humo’ como vulgarmente se dice hoy en día, el Kaiser mintió sobre un paso en Independiente de Avellaneda con títulos de Copa Libertadores, Intercontinental y otros campeonatos en su supuesto haber.

El Kaiser firmaba contratos cortos, y fingía lesiones en sus primeros entrenamientos. Así como empezó la historia, con amigos, lograba conseguir certificados médicos falsos que indicaban alguna lesión.

Para evitar entrar en el campo de juego, incluso tuvo las agallas para discutir con un hincha rival con el objetivo de hacerse expulsar. Sucedió en 1989, cuando estuvo apunto de debutar con el Bangu, club de Río de Janeiro.

“No me arrepiento de nada. Los clubes engañan mucho a los futbolistas y alguien tenía que vengarse de ellos”, expresó años más tarde.

El Kaiser Raposo tiene registros de que fue contratado por el Puebla, el Botafogo, el Flamengo, el Ajaccio, el Bangu, el Fluminense, el Vasco da Gama, El Paso Patriots, y el América.

Fuente: BiobioChile

Artículo anteriorGuardiola: “En el momento que sienta que algo anda mal, dimitiré. No me quedaré como Ferguson o Wenger”
Artículo siguienteMbappé no pudo solo: PSG perdió el partido y su invicto ante el Lens