Inicio Deporte Nacional Futbol El dinero alejó a los bolivianos del Dakar

El dinero alejó a los bolivianos del Dakar

3
0

Debido a amenazas de Al Qaeda en 2008, el Dakar aterrizó en Sudamérica un año después con la edición que se disputó entre Argentina y Chile. El rally más duro del planeta se convirtió en el evento sensación de nuestro continente y despertó el interés de los pilotos bolivianos en dicha prueba.

El debut de los nacionales en el Dakar se produjo en 2011. Los que marcaron el hito fueron Marco Bulacia en coches y Juan Carlos Salvatierra en motos.

El Dakar se corrió en Sudamérica durante una década, once ediciones entre 2009 y 2019. Bolivia albergó la competencia entre 2014 y 2018 posibilitando que varios pilotos nacionales tomarán parte en las diferentes versiones del Rally.

Un total de 27 pilotos bolivianos corrieron el Dakar, pero ahora el único competidor que participará es Daniel Nosiglia en la categoría motos. El factor económico es clave para que los nuestros se hayan alejado del Dakar.

Fabricio Fuentes corrió de forma ininterrumpida las ediciones desde 2014 al 2019, seis versiones de las cuales terminó cuatro, confirma la tesis de que el aspecto económico ha sido fundamental para que los bolivianos dejen de correr el Dakar.

“Definitivamente eso es lo más determinante. Si no tenemos dinero estamos fregados, porque no es cuestión de agarrar las maletas y viajar; es un proceso, por lo menos yo lo tomo así. Si vamos de tours es comprar el pasaje, alquilar una moto y subir, pero ese no es el concepto del deportista”, dijo Fuentes a DIEZ.

El piloto chaqueño reveló las cifras que conlleva participar en el Dakar, ya que se debe pagar inscripción, alquiler de moto, pasajes, asistencia, hospedaje, entre otras cosas

“La inscripción para motocicletas cuesta 20.000 dólares; la asistencia, soporte mecánico, llantas, accesorios y otros suman alrededor de otros 20.000 dólares. El alquiler de la moto está rondando los 15.000, pasajes unos 3.000, seguros otros 3.000, durante la carrera se precisa accesorios de navegación por unos 1.000 dólares, adicional la hotelería para los días que no hay competencia,  antes y después de la carrera”, refirió Fuentes.

A todos esos gastos se tiene que sumar la preparación previa al Dakar. En el caso de Fuentes corría en Marruecos, Argentina y Chile, y que tomar parte en esas tres carreras le llegaba a costar cerca de 40.000 dólares.

Por su parte, Marco Bulacia que corrió en la categoría autos durante ocho ediciones del Dakar, desde 2011 hasta 2018, coincide en que el aspecto económico es la principal barrera para los bolivianos.

“En Emiratos Árabes todo es más caro y ese es el principal motivo de la ausencia de bolivianos. Participar en el Dakar es caro, pero cuando se corría por Bolivia uno hacía un esfuerzo y además conseguía algo de apoyo, pero correr en Asia no es lo mismo”, manifestó el piloto cruceño.

Bulacia comentó que solo la inscripción para la categoría autos tiene un costo de 50.000 dólares, que incluye la inscripción del piloto, navegante, y mecánicos.

Según sus cálculos, los gastos de logística para correr en la actual sede del Dakar se incrementrado entre el 20 y el 30 por ciento con relación a cuando se corría en Sudamérica.

Un caso excepcional se dio con Juan Carlos Salvatierra que dejó de correr el Dakar por un problema con la ASO (Amaury Sport Organisation), a la que llevó a la justicia, debido a que en 2019 no lo descalificaron argumentando que su cuadriciclo no pasó la revisión técnica, siendo que  cumplía con los requisitos, según Chavo.

Un total de 27 bolivianos corrieron el Dakar en territorio sudamericano: Juan Carlos Salvatierra (motos y cuadriciclos), Marco Bulacia (autos), Fabricio Fuentes (motos), Danny Nogales (motos), Wálter Nosiglia (cuadriciclos), Wálter Nosiglia Junior (motos), Daniel Nosiglia (Motos), Leonardo Martínez (cuadriciclos), Diego Martínez (cuadriciclos), Suany Martínez (cuadriciclos), Luis Barbery (autos), Fortunato Maldonado (autos), Julio Roca (autos), Rodrigo Gutiérrez (autos), Delio Velásquez (autos), Gustavo de Rada (autos), Miguel Bulacia (autos), Ramiro Aguirre (autos), Ernesto Eterovic (autos), Rolando Careaga (autos), Sergio Mita (cuadriciclos), Rilver Vásquez (autos), Luciano Pérez (autos), Hernán Paredes (cuadriciclos), Eduardo Peredo (autos) y Orlando Careaga (autos).

Desde que la competencia dejó suelo sudamericano y se trasladó a Arabia Saudita, el nutrido grupo de pilotos nacionales disminuyó a solamente uno.

Artículo anterior¿Qué eventos deportivos veremos en 2023?
Artículo siguienteCarlos Sainz gana la primera etapa y lidera el Dakar 2023