Inicio Deporte Nacional Futbol Cinco cosas que no sabías de Conrrado Moscoso, campeón mundial y número...

Cinco cosas que no sabías de Conrrado Moscoso, campeón mundial y número 1 del mundo

2
0

En Bolivia el deporte más llamativo tiende a ser el fútbol, pero a nivel internacional no suele traer muchas alegrías. El que si está trayendo hace mucho tiempo es el raquet, y de a mano de muchos deportistas que son considerados de ‘clase mundial’.

Tal es el caso de Conrrado Moscoso, el campeón mundial que fue recibido como un héroe en su ciudad natal, pero del que quizás se sabe poco. Por ello, DIEZ te trae cinco datos que seguramente no sabías sobre el mejor de todos los raquetbolistas del planeta actualmente.

1) Conrrado Moscoso nació un 25 de septiembre de 1995 en Chuquisaca.

2) Su máximo sueño es ser medallista olímpico, aunque la disciplina aún no está dentro de los Juegos Olímpicos.

3) Ganó su primera competencia a sus 12 años, cuando en 2007 se impuso en un título mundial. “Desde entonces con mi papá (su entrenador) comenzamos a mirar más lejos”, le dijo alguna vez al portal Página Siete.

4) Es el número 1 del ranking de la International Raquetball Federation (IRF), y también del International Raquetball Tour (IRT).

5) Cosechó más de 35 medallas en toda su carrera deportiva.

Algunas de las más destacadas:
2013: Primer puesto en Singles Sub-18 del Campeonato Mundial Júnior
2014: Segundo puesto en Singles y el tercer puesto en Doble en Campeonato Mundial
2015: Tercer puesto en Singles en el Campeonato Panamericano de Raquetbol
2018: Tres medallas de oro en Juegos Suramericanos.
2019: Campeón del Open American Iris
2019: Medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima en Raquetbol
2021: Campeón del Open de Sarasota, Estados Unidos
2022: Campeonato Panamericano
2022: US Open
2022: Campeón en el XXI Campeonato Mundial de Ráquet, categoría Open, la máxima de este deporte.
2022: Segundo puesto en el Longhorn Open, Estados Unidos

Artículo anteriorCuatro entrenadores del fútbol femenino en EEUU suspendidos de por vida por abusos
Artículo siguienteConrrado Moscoso y la reflexión de cómo ayudar al raquetbol nacional